Atalaya Noviembre del 2012

Rate this item
(8 votes)

Atalaya Noviembre del 2012                                  Descargar

¡Glorifiquen todos a Jehová!

"En la región de la luz tienen que glorificar a Jehová." (ISAÍAS 24:15.)

¡JEHOVÁ, el ilustre nombre de Dios! Los profetas fieles de tiempos antiguos se regocijaron hablando en Su nombre. Glorificaron con exultación al Señor Soberano, Jehová, cuyo nombre lo identifica como el Gran Dios de Propósito. (Isaías 40:5; Jeremías 10:6, 10; Ezequiel 36:23.) Incluso los llamados profetas menores glorificaron con intensidad a Jehová. Uno de ellos fue Ageo. En el libro de Ageo, compuesto de solo 38 versículos, aparece 35 veces el nombre de Jehová. Esta profecía pierde toda la fuerza cuando se sustituye el precioso nombre de Jehová por el título "Señor", como hacen los apóstoles superfinos de la cristiandad en sus versiones de la Biblia. (Compárese con 2 Corintios 11:5.)

2 En Isaías 12:2 se utiliza una forma doble del nombre. El profeta declara: "¡Mira! Dios es mi salvación. Confiaré y no estaré en pavor; porque Jah Jehová es mi fuerza y mi poderío, y él llegó a ser la salvación para mí". (Véase también Isaías 26:4.) De modo que unos doscientos años antes de que se liberara a Israel del cautiverio babilonio, Jah Jehová aseguró al pueblo, por medio del profeta Isaías, que él sería su poderoso Salvador. El cautiverio se extendería desde 607 hasta 537 a.E.C. Isaías también escribió: "Yo, Jehová, estoy haciendo todo [...]. Aquel que dice de Ciro: 'Es mi pastor, y todo aquello en que me deleito él lo llevará a cabo por completo'; aun en mi decir de Jerusalén: 'Será reedificada', y del templo: 'Te será colocado tu fundamento'". ¿Quién fue este Ciro? Sorprendentemente, resultó ser el rey Ciro de Persia, que conquistó Babilonia en 539 a.E.C. (Isaías 44:24, 28.)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar