Atalaya Octubre del 2012

Rate this item
(7 votes)

Atalaya Octubre del 2012                                    Descargar

"Cuando llegamos a Tahití, me sentí totalmente perdida, pues había estado fuera de la isla por veinte años. Comenzamos a predicar, aunque con cuidado, pues la obra cristiana estaba proscrita. Tuvimos que esconder las revistas, y utilizábamos únicamente la Biblia. Al principio solo dimos testimonio a las personas que ya tenían suscripciones a las revistas La Atalaya y ¡Despertad!

"Clyde Neill, David Carano y sus respectivas familias se unieron a nosotros tras la asamblea internacional de la ciudad de Nueva York de 1958. Predicamos juntos e invitamos a la gente a ir a escuchar los discursos que se presentaban en los hogares de los hermanos. Poco a poco se organizó la obra, y comenzamos un grupo de estudio bíblico con quince personas. Pasados tres meses, los Neill y los Carano tuvieron que irse, pues vencieron sus visados de turistas. De modo que los hermanos decidieron que antes de irse, bautizarían a todos los interesados que llenaran los requisitos. Tuve el privilegio de ser la traductora del primer discurso de bautismo. En esa ocasión, ocho isleños simbolizaron su dedicación a Jehová mediante el bautismo. Luego, los Neill y los Carano regresaron a Estados Unidos.

"La predicación continuó. Organizamos grupos pequeños, y visitábamos a las personas al anochecer. Muchas veces, las conversaciones con las personas interesadas duraban hasta la medianoche. En ocasiones incluso ministros protestantes participaron en las conversaciones. Para 1959 se formó la primera congregación. Después, para gran alegría nuestra, en 1960 el gobierno reconoció oficialmente la asociación de los testigos de Jehová. Aquellos primeros años estuvieron llenos de alegría y de momentos espirituales emocionantes. Jehová en verdad bendijo nuestra decisión de trasladarnos a un lugar donde había más necesidad." La hermana Schenck tiene ahora 87 años, y todavía sirve fielmente a Jehová en su congregación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar