Seamos ejemplos por nuestra manera de hablar

Rate this item
(0 votes)

Seamos ejemplos por nuestra manera de hablar

Uno de los campos en que Timoteo debía dar el ejemplo era en su manera de hablar. ¿Cómo podemos manifestar nuestro progreso en este aspecto? Nuestras palabras dicen mucho de nosotros. Con razón Jesús dijo que "de la abundancia del corazón habla la boca" (Mat. 12:34). Santiago, medio hermano de Jesús, también reconoció la influencia que la lengua tiene en nuestra adoración. Él escribió: "Si a un hombre le parece que es adorador formal, y con todo no refrena su lengua, sino que sigue engañando su propio corazón, la forma de adoración de este hombre es vana" (Sant. 1:26).

9 Al oírnos hablar, los demás miembros de la congregación pueden ver cuánto hemos progresado espiritualmente. Por eso, en vez de rebajarse haciendo comentarios negativos, críticos o dañinos, el cristiano maduro se esfuerza por edificar, consolar y animar a su prójimo (Pro. 12:18; Efe. 4:29; 1 Tim. 6:3-5, 20). Algo que también muestra la firmeza de nuestra devoción a Dios es que estemos siempre dispuestos a hablar a favor de las elevadas normas divinas y expresar nuestro deseo de seguirlas (Rom. 1:15, 16). Si así lo hacemos, las personas de buen corazón que nos observen se sentirán más inclinadas a seguir nuestro ejemplo (Fili. 4:8, 9).

Related items (by tag)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

back to top