La Atalaya (ed. estudio) — 15 de junio de 2012

Rate this item
(48 votes)

La Atalaya  — 15 de junio de 2012       Descarga

La Biblia me ayuda a cambiar de rumbo

En 1990 organicé una exposición de pintura en Loveč. Invité a participar a Yanita —una compañera de la academia de Sofía—, pues también era de Loveč. Cuando la exposición terminó, los dos nos fuimos a un restaurante cercano para celebrar nuestro éxito. A lo largo de la conversación, ella empezó a contarme las cosas que estaba aprendiendo de la Biblia con los testigos de Jehová. Me habló de un nuevo mundo que Dios promete, y eso despertó mi interés.

Yanita siguió estudiando la Biblia en Sofía y, de vez en cuando, me daba publicaciones bíblicas. Nunca olvidaré la emoción con que leí el folleto "¡Mira! Estoy haciendo nuevas todas las cosas" y cómo devoré en unos cuantos días el libro Usted puede vivir para siempre en el paraíso en la Tierra. No me costó creer que Dios existiera, y de inmediato quise aprender a orar. Recuerdo mi primera oración: arrodillado, le conté todas mis inquietudes a Jehová. Estaba convencido de que él me escuchaba. La felicidad y la paz interior fueron tomando el lugar de la soledad.

Comentarios  

 
+2 #1 chanin 16-06-2012 21:24
ola como stan...........spero q bn me agradan sus revistas gracias
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar